miércoles, 26 de septiembre de 2007

FANSUBS

Que Internet ha revolucionado la traducción es algo más que comprobado: documentación, envío y recepción de trabajos, contacto entre traductores, todo ello ha facilitado indiscutiblemente la labor del traductor profesional hasta límites impensables hace sólo quince años. Pero además, ha dado lugar a otro tipo de fenómenos propios de la globalización de la información que también afectan a la práctica traductora. Uno de ellos, la piratería, ha supuesto una revolución para los tradicionales flujos de trabajo de la traducción audiovisual. Las cintas de vídeo y los mensajeros utilizados antaño para transportar el material han dado paso a las copias de deuvedé mutiladas e identificadas, a las descargas digitales cifradas y, en última instancia, a los llamados fansubs, subtítulos creados por aficionados, es decir, por traductores no profesionales. En un primero momento, este fenómeno se limitaba a las series de anime japonesas, cuyos seguidores dedicaban horas y horas a subtitular en su lengua materna para luego compartir con el resto de sus congéneres otakus. Con el tiempo, esta práctica no remunerada e ilegal se ha ido extendiendo a muchos otros géneros y hoy en día no es difícil encontrar (en Internet) todo tipo de formatos audiovisuales subtitulados por todo tipo de personas. Además de la piratería, a ello ha contribuido sin duda la difusión gratuita de programas de subtitulado como Subtitle Workshop, que incluyen prácticamente todas las funciones de los subtítulos profesionales y permiten generar tanto archivos de subtítulos independientes (softsubs) como vídeos con subtítulos «incrustados» (hardsubs).
.
Por supuesto, la calidad de estos subtítulos no es la misma que la de los creados por un subtitulador profesional, pero en muchas ocasiones las diferencias tampoco son excesivas. Por regla general, los fansubs presentan una traducción más literal del guión original, por lo que incluyen más texto que un subtítulo normal, su velocidad de aparición en pantalla es necesariamente mayor y no respetan la habitual restricción de caracteres por subtítulo. Todos estos factores afectan inevitablemente a la legibilidad de los subtítulos, aunque también es cierto que el espectador de este tipo de formatos suele estar acostumbrado a una velocidad de lectura en pantalla superior al promedio calculado para las versiones que se exhiben, por ejemplo, en las salas de cine o en televisión. En cuanto a la corrección lingüística, hay un poco de todo, pero se suelen apreciar tanto falta de cuidado ortotipográfico como errores por desconocimiento del idioma que, sin embargo, no impiden seguir el desarrollo de lo que acontece en la pantalla (e incluso a veces los autores se permiten el lujo de incluir notas del traductor, algo inaudito en la práctica profesional). En el caso particular del inglés al castellano, pueden servir como una apoyatura lingüística para un espectador con un nivel medio de inglés que no se preocupa en exceso por la corrección o adecuación del subtítulo.
.
Como parte de un entramado de piratería cada día más asentado, los fansubs sirven para acceder a material audiovisual en otro idioma de manera gratuita en el momento que se desee, en muchas ocasiones sin tener que esperar a que dicho material se exhiba comercialmente en el país del consumidor de estos subtítulos. Eso es lo que ocurre, por ejemplo, con series de la televisión estadounidense como Lost, House M.D., Desperate Housewifes o Heroes, cuyos capítulos se pueden conseguir en Internet (subtitulados al español) al día siguiente de su emisión en EE. UU.
.
Eso sí, conviene fijarse en la variedad de español a la que están traducidos, que luego ya se sabe.
.
Más detalles sobre los fansubs de anime en este artículo de Jorge Díaz Cintas y Pablo Muñoz Sánchez.
.

Etiquetas:

2 Comments:

  • At 27 de septiembre de 2007, 5:50, Blogger Jubi said…

    ajajaajaaa!

    esa porrista guapa!

     
  • At 10 de julio de 2011, 22:43, Blogger Partido Social Player said…

    Pues los fansubers me parecen mas profesionales que los "profesionales", eso de incluir las NDT me parece genial, nos ayudan a entender situaciones, juegos de palabras, referncias culturales, referencias historicas, costumbres y una infinidad de cosas que no entenderiamos con solo poner un texto sin mas ni mas, de que es ilegal, lo es, pero para tantas cosas que nunca llegan a nuestro continene, me parece que no afecta en nada a los creadores, por el contrario, puede ayudar a difundir su trabajo...

     

Publicar un comentario en la entrada

<< Home